Seguidores

martes, 23 de noviembre de 2010

Primer Salida: Él invita vs. Gastos compartidos.

No puse la opción Ella Invita en la primer salida, porque nunca me pasó y no conozco a nadie que le haya pasado. A la hora de pagar, la mayoría de las mujeres dicen que no ofrecen pagar porque creen que ofenderían al hombre. Pues bien, yo no me ofendo, y muchos hombres no se ofenden tampoco. Esa generación se acabó, junto con el corsét, el sulky y las ballenitas. Tipo que ofrece pagar cenas, varias y no se las coge es porque duda de su capacidad “cogitiva” y quiere tener a la mujer lo suficientemente “encariñada” para que le banque los primeros encuentros sin orgasmos o polvos “semi-regulares”.

También existe el mito que si una mujer sale a cenar con un hombre y éste paga, la mujer debe entregar. Algo, mínimamente un beso, aunque un beso, y uno bueno a esta altura de la vida por lo general conduce a la cama. Debo admitir que este mito yo lo desmitifiqué varias veces ya, con mujeres que conocí en internet. Muchas cenas, pocos besos, y algún que otro encame.

Conclusión: de ahora en más, primer salida, un café, a lo sumo dos.

Mi postura interior es la siguiente: no veo por qué tanto trabajo/esfuerzo en seducir una mujer, si para empezar yo soy lo suficientemente pintón y cojo lo suficientemente bien como para contentar a un buen porcentaje del mundo femenino. No digo que deberían estar agradecidas, pero tampoco que se suban al pedestal de las “sacerdotisas inalcanzables”.

Yo no suelo salir con mujeres que se creen que me conceden el honor de salir con ellas, salgo con mujeres que tienen ganas de estar con un tipo macanudo, interesante, pintón, etc.etc. Mi historial de relaciones sexuales demuestra un “índice de orgasmos del 85%”, y por eso entiendo que en una relación sexual hasta ahora el beneficio es mutuo, ergo la inversión entonces debería ser pareja.

Yo hoy día planteo lo siguiente con una mujer: mirá XX, el tema cenas o salidas para mí debe ser compartido, porque así no se malinterpretan las razones y porque al final de cuentas, “si yo te tengo que seducir con cenas y salidas” vamos mal.

Yo no salgo con mujeres que “necesitan sentirse especiales para dejarse coger” ¿Será porque yo no delego esa facultad en otros tampoco? Yo salgo con mujeres que quieren coger, porque necesitan tener un orgasmo con un hombre y no con los dedos o un dildo. Salgo con mujeres que les gusta coger, y que después de un café o dos sienten que conmigo a lo sumo la cogida puede resultar interesante. Que además de echarse un buen polvo, el entorno en sí, es bueno. Y como dije, no suelo decepcionar.

El propósito de una salida a tomar café es para que la mujer sienta que yo la encuentro cogible y que ella decida si se siente lo suficientemente cómoda para estar en la cama conmigo. Si lo percibido en el chat o por teléfono se sostiene con el encuentro (sí, internet es mi principal fuente de encuentros) No digo que tiene que ser la primera vez, pero tampoco la quinta. Con mis dos últimas parejas, incluyendo a mi actual A.Torranta, no pasó de la segunda. Pero como ya he dicho antes, con las de 45+, a mí me da la sensación que las cosas se resuelven más rápidamente.


Además debo admitir que soy partidario de una ecuación compartida por bastantes varones de mi edad en situación de “soltería permanente o intermitente” que es bastante fría pero a la vez real:

Cena con salida: $140/$250, puede incluir una charla amena o aburrida, que puede incluir anécdotas sobre lo chotos que somos los varones y encima con final imprevisto, muy probablemente malo, si uno osó defender a la especie masculina.

Puta: $150 (en promedio, hay por menos y más, mucho más) pero ya sabemos como termina y en cuanto a la charla: Hola, me llamo Carla. Ponete cómodo.

Las mujeres con toda justicia pueden decir que les pasa lo mismo, pero la diferencia es que no les costó $200 averiguarlo. Y no todas van a la peluquería o se depilan para la “primer salida”.

¿Y entonces para qué ponerse en pareja?

Porque a uno también le gusta estar con una mujer a la que puede besar, acariciar, franelear toda la noche, hacerla acabar, con la que se puede salir o ver una película en casa, tranquilos, es decir estar con alguien con el que  uno se siente a gusto porque alcanzó ese lugar de comodidad de pareja que justifica mantener la relación,  porque en definitiva ambos estamos bien. Porque estar juntos suma. Es así de simple.

7 comentarios:

  1. interesante el post, decís muchas cosas.
    No sé, me quedo pensando.
    Coincido en "Yo no salgo con mujeres que “necesitan sentirse especiales para dejarse coger” . Esta bueno eso. Siempre me molestaron las mujeres que pretenden que las traten como una princesa. O las minas q pretenden que las lleven al sheraton. Pero tampoco está buena la postura opuesta, o sea, el que no te importe nada y no hagas mucho para conquistar a una mujer.
    A veces siento que los hombres están como en una postura muy relajada con respecto a la seducción. O sea, como ahora la mujer trabaja y va al frente y avanza, ustedes se sientan a esperar, y si fluye que fluya, y sino, otra vez será.
    Por mi parte, el unico fin de salir con un hombre es pasarla bien juntos, compartir un momento,y si se dan las condiciones de comodidad, quimica, atracción podrá pasar otra cosa. O sea, no me atrae mas un tipo q me lleve a cenar a un lugar caro, si no me gusta, no me gusta. Pero tampoco me gusta el hombre q se desliga de todo y se pone en la postura cómoda del "es lo que hay" si te gusta... y si no...
    Yo he pagado cenas a medias, telos y demas, y la verdad me arrepiento, jaja. o sea, la primera salida esta bueno q pague el hombre, eso pienso yo.
    y esas primeras salidas son las peores cuando hay esa tensión de: le ofrezco pagar? o dejo que pague él sin dudar?
    Honestamente, no hay nada peor en la primera salida que la mujer agarre su billetera y el tipo no atine a decirle: no, ni se te ocurra...
    Te salió lindo el post da para el debate largo.

    ResponderEliminar
  2. Chas gracias señorita. Me esmeré un poco porque era a pedido suyo...

    Este post se entiende mejor si te cuento que yo a los 50 no necesito Viagra ni ningún otro "parapitos", pero tampoco ando con el indio alzado, 24x7. Los 50 me encuentran en un estado de equilibrio mental, físico y emocional muy interesantes para mí.

    Es que comparado con los tipos de 50 y pico yo parezco un George Clooney pq estoy sorprendentemente bien, y el levante se me hace fácil, porque si bien tal vez tenga un discurso medio "touch and go" las mujeres parecen detectar algo que les permite ver a un tipo que si bien parece medio "indómito" por lo menos es decente.

    Y ser decente parece ser una moneda de altísimo valor, sobre todo en cuanto a los contactos via internet se refiere, y eso permite soslayar algunas debilidades en mi persona. Que aclaro, tampoco son tantas.

    En un perfil que tenía en un buscador de parejas, básicamente ponía lo que ofrecía (que no es mucho) en una “relación” y me sentaba a esperar. Te sorprendería ver la cantidad de visitas y mensajes que recibía. Recibía, pq hace varios meses que ando “relacionado”.

    Pero a lo largo de 3 años he recibido mensajes de todo tipo, generalmente de las 45+ y generalmente sin foto. Una hasta me escribió en el primer email que por una operación de mama tenía una pequeña cicatriz, que no era muy visible, pero quería avisarme de antemano por si yo era impresionable.

    Es que francamente, encontré en el grupo de mujeres de 45/55 un "nicho" muy acorde a mi forma de ser y como ahora las mujeres me empiezan a cerrar de la cabeza de arriba hacia la de abajo, este es un grupo etario con el que mejor me llevo.

    Además, ADN soy brutalmente honesto con las mujeres. De entrada les digo que no esperen nada de mí, ni siquiera flores, si después las sorprendo con un ramo, es otro tema. Y no es de relajado, ni tampoco un “es lo que hay”, es una posición que tengo. Me gusta coger, me gusta estar en una relación, pero tengo otras prioridades. Si a la mujer le cierra alguien así, ¿por qué ser distinto? ¿Por qué aparentar algo que no soy? Eso sería boicotear una de mis principales cualidades, la honestidad.

    Y en cuanto a lo atinado o no del "ni se te ocurra", te cuento un anécdota: salí a comer con una mujer que conocí en internet, y cuando pedi la cuenta vi que ella abrió la cartera a lo cual yo le dije: "ni se te ocurra".

    Ella me miró con cara de: ¿Y vos quién te crees que sos para decirme lo que puede o no ocurrírseme? y acto seguido sacó un paquete de fasos y sonriendo me dijo: "Ni en pedo pensaba pagar mi parte" y se cagó de risa.

    Afortunadamente su depto quedaba a 5 cuadras del restaurante y yo tenía un par de Primes en el bolsillo del saco. Ambos sacamos paquetes de fasos esa noche. Dos veces! Una vez por el sexo y la otra vez fue porque me convidó un cafecito antes de llamar al radio taxi.

    Una aclaración: siempre pagué la primer cena. Pero la segunda vez o vamos a medias, o que pague ella, sino la próxima vez fideos con tuco en casa!!

    ResponderEliminar
  3. ah bueno, pero los fideos con tuco en casa son una excelente opción.
    Che, vos no tenés abuela que te halagás solo...jaja.
    Yo creo q lo importante es la sinceridad, o sea, esta bueno que aclares de antemano lo que buscás y lo que das. Pero desde el otro lado, o sea, desde el de mujer, se nota mucho esto de que los hombres estan muy relajados, que se yo. Por suerte, por el momento yo tengo el problema resuelto, jaja.
    Genial la anecdota de los cigarrillos. Y genial tb que te gusten las de mas de 45 porque cada vez es más frecuente esto que te decia la otra vez, cuanto mas grande el hombre, mas chica busca a la mujer. Y una que tiene 30 y esta en pareja, a veces piensa que dentro de 20 años va a tener 50 y en una de esas ya no tenga pareja y haya que buscar, jaja. Y a esa edad se complica, eso pienso yo. Ahora es como que es todo facil

    ResponderEliminar
  4. No, abuelita no tengo, ni madreni padre, un "pobre huerfanito" - con esa tb gano :-), despierto el instinto maternal de las mujeres.
    Pero igual la principal fuente de mi gran autoestima han sido justamente mis ex parejas. No sé bien qué habrá ahí afuera en materia de hombres para que yo sea tan "especial", pero gran parte de mi forma de ser actual está sustentada justamente en ese "apoyo moral" que me han dado mis ex.

    En cuanto a tu inquietud como futura cincuentona, tranqui pebeta, si me gustan ahora, a los 65/70, me van a gustar muchísimo más!! Así que al menos contá conmigo!! Eso sí, a esa edad me voy a parecer al Sean Connery de ahora.

    ResponderEliminar
  5. claro, gana el hurfanito y tb gana el recien separado con nenes chiquitos que pone la foto cambiando pañales en el fb. Y si no tienen hijos se compran un perrito y lo llevan a la plaza. son todos iguales, jaja.

    ResponderEliminar
  6. Me parece bien compartir gastos, a menos de que el nivel adquisitivo de los dos sea muy diferente, entonces que pague el más rico :)
    Besos rouge.

    ResponderEliminar
  7. yo, como muchas mujeres latinas, creci con la vocecita esa ahi atrás (sociedad9 que decía que el hombre debe pagar... y con la de aquí enfrente (mi madre) que decía que siempre saliera con dinero y piediera lo que yo pudiera pagarme, que nunca me sintiera comprometida con nadie por que pagó la cuenta y ya... asi que siempre ofrezco compartir el gasto, aveces lo aceptan, aveces no... pero no olvido que todo es una inversión buscando un beneficio... es lo que hay...

    ResponderEliminar

El administrador de este blog se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario que le parezca muy boludo/insultante